Al lector

AL LECTOR.

POr las cartas antecedentes estaràs yâ capaz (Lector Candido
) del intento de aver puesto en Romance este Libro, con el titulo de Politica Indiana; lo que resta es, que te enteres, si se cumple bien lo que en èl se pretende. I esso à tu buen juizio lo dexo, con que le ayas leido, primero que llegues à hazerle, si quieres que se tenga el tuyo por acertado. Aunque ya sê, que lo contrario es lo que mas se usa en el siglo presente.
San Ambrosio dize,
que tiene trabajo el Libro, que necessita de Abogado que le defienda. I Plinio,
el que de Prefaciones, para darse a entender.
Este mio, espero se librarà de lo uno, i de lo otro, si mereciere antes tus ojos, que tus enojos, i despues, no sentirè, que llames â juizio qualquiera de sus palabras, si bien no siempre las mejorāmejoran las mordeduras de muchas limas.
Porque de verdad (si el Amor proprio no me ciega, como à Suffeno,
) puedo prometerme, que has de hallar en èl muchas | cosas, buscadas con diligencia, dichas con gravedad, dispuestas con aptitud, tratadas cōcon llenez, i abundancia, explicadas casta, i asseadamẽteasseadamente, i juzgadas, ò resueltas con exaccion, que son las que en alabança de otros, apuntan graves Autores.
I que por ventura te obligaràn à que no le sueltes facilmente de las manos, si una vez le tomas en ellas, trayendote à la memoria, no solo aquel breve Entimema de Marcial: Ay algo bueno, luego el libro es bueno,
sino tambien la de Petronio Arbitro, quando en semejātesemejante proposito dixo: Que concebir, i sacar à luz tales partos, no lo puede hazer entendimiento alguno, que no se halle inundado con gran caudal, ò avenida de letras.
Bien alcanço (lo que aun pude aprender de Plinio Iunior,
) que esto de escribir Libros, i publicarlos, es en si cosa dificil, ardua, fastidiosa, ò cansada, i que reciprocamente desprecia â los mesmos que la desdeñan, costando mucho sudor i trabajo à los que se desvelan en componerlos, por doctos que sean, i pendiendo de ordinario de la Fortuna.
Principalmente en la estrecha censura del siglo que corre, i dificultad de contentar gustos | tan encontrados,
donde se tiene por negligencia, sise dexa de deziralgo, i por cansancio dezirlo todo, por peligroso el juzgar de lo que otros escribẽescriben, i por impossible el poder agradar à todos en todo.
Pero esto mesmo (siguiendo al proprio Plinio,
) me obliga à venerar, i admirar à todos los que se aventajan, i obran algo en tales escritos, i à juzgar por buenos aquellos, en que la utilidad del argumento se acompaña con la felicidad, i facilidad de saber ilustrarle.
I assi (como lo verâs) lo manifiesto en estos mios à ca da passo, aunque no dexo de conocer, que Ay Tyrsigeros muchos, pocos Bachos.
I holgaria, Lector, que tu siguiesses la mesma costumbre, i assi te lo aconsejo, con las palabras de Sidonio Apolinar, en que enseña, Ser cosa magnifica, i muy conveniente, que aunque uno por si se aventaje en grandes estudios, estime, i se aproveche de los que en otros hallare, aunque sean de menor porte. Porque en esto no pierde honra, antes recambia consumadissima gloria, pues ensalça bastantemente los meritos de su proprio ingenio, el que es favorecedor del ageno.
Ni tampoco puedo sufrir à algunos, que de tal suerte estiman à los Antiguos, ò à los Estrangeros, que llegan a despreciar los Ingenios de su tiẽpotiempo, ò de su Nacion. Pues aun Horacio, i otros, no pudieron llevar lo primero, sin indignarse. I lo segundo, dà justamente en rostro à otros graves Autores. I uno nota, Nos avemos en ello, como los que estiman mas las Drogas medicinales que se traẽtraen de la Africa, ò de las Indias, que las que criò el cielo, i suelo de sus Provincias, siendo estas, por ventura, mas provechosas, i saludables.
Pero si acaso hallares en este Libro algo que te parezca floxo, vulgar, ò escrito con menos elegancia, i adorno: Ruego te que adviertas, que ni en un jardin pueden ser de igual hermosura todas las flores, ni la Luna resplandece siẽpresiempre con un semblante.
I que antes en sentencia de Plinio,
es à las vezes muestra de mayor artificio, encubrir, ô afloxar algo los preceptos del arte, i acomodarse à lo que pide, ò puede llevar el gusto del vulgo, haziendo que con estas sombras campee mas la luz de la pintura. Que no en valde escribio S. Agustin, que | mas queria ser reprehendido de los Gramaticos, que dexar de ser entendido de los Pueblos.
I Petronio,
que los Escritores se han de procurar acomodar al gusto de todos, pues tal ay que dexa las rosas por las espinas.
I si por el contrario en algunos puntos hallares algo del ornato de buenas letras, no debes assimesmo notarlo, ò despreciarlo como superfluo, pues el proprio dote, i fin de los Arboles es llevar fruto, i vemos, que quiso la naturaleza, que este se acompañasse con hojas, i flores, i lo mesmo han de tener los estudios en sentencia de Iusto Lipsio.
I si tambien tuvieres el Libro en todo, ò en partes por largo, facil te serà acortarlo como gustares, i reducirle à solo un Capitulo, i començar, ò parar donde te pareciere.
Con que te dès juntamente por advertido, que no se debe tener por largo aquello, en que no ay cosa que se pueda quitar por sobrada, ò que vaya fuera dela materia de que se trata.
I que guardando esto, es cierto, que como sucede en las demas cosas buenas, assi tambien, el Libro que lo fuere, serà me|jor, quanto mas crecido, como lo dixo bien Plinio, i se experimentò en las oraciones de Ciceron, estimandose siempre en mas, la mas larga.
Todavia (Lector Mio) suple, i perdona las faltas, que no dudo avrà muchas en obra tan rara, i tan larga.
Con que tendràs mas en que mostrar, i exercitar tu Benevolencia.
I desnudandote de los afectos de Zoilo, à quien parece, que solo le dio à luz su adversa fortuna, para procurar obscurecer la de los dignos della,
Te muestra PatrōPatron, i Estimador de loables Desvelos, i Estudios. Porque con esso hallaràs quien lo sea de los tuyos,
pues segun el consejo de un Poeta agudo, i Moderno,
assi como debe amar, el que pretende ser amado; conviene igualmente, que alabe, i estime en algo à otros, el que en si deseare otra tal estimacion, i alabança.
I puedo esperar, que llevando este animo, no dexaràs de hallar algo en este Libro, que pueda agradarte, i te haga menos sensible el trabajo de averle passado. Vale.